Vesuvio a la baja

Ficha revisadda

Como viene siendo tradicional en mi familia, la noche del Reyes toca cenar en  un italiano. Normalmente solemos cenar en el restaurante gijonés La Nonna, pero mi madre prefería cambiar e ir al Vesuvio para rememorar sus tiempos mozos.

El restaurante estaba hasta la bandera pero conseguimos una mesa de cuatro en la esquina junto a la cocina.  Nos decidimos por dos entrantes y tres pizzas.

De entrantes pedimos una ensalada de mozzarella y unos mejillones a la pimienta.

Sigue leyendo

Anuncios