L’abraccio. Bueno, bonito y (con descuento) buen precio

Ficha L'abraccio

A pesar de su nombre italiano, en L’Abraccio no sirven ni pizza ni pastas. Es un restaurante sobrio, con gusto por lo tradicional y trata al cliente como si fuera el único del bar. De hecho, cuando fui, era el único del bar. No era el mejor día un frío lunes a finales de noviembre, para cenar fuera, pero por compromisos tenía que cenar por Plaza Castilla.

El restaurante no está situado a pie de calle como podría parecer por su dirección, sino que está en un soportal. A pesar de ello, está indicado con carteles luminosos en la propia calle. No confundir con otros locales, también luminosos de la zona.

Y después de los prolegómenos habituales en la descripción, vamos con la comida. Éramos dos personas y bebimos cuatro cañas en total. De entrantes dos zamburiñas cada uno. Que eran bastante grandes y sabrosas.

El otro entrante venía recomendado por el buen feedback (esa vocablo inglés que tan de moda está en todas las empresas) que nos había llegado. Eran setas rebozadas con alioli. La ración era bastante abundante, la seta estaba muy rica, con un rebozado ligero que no se hacía pesado en la boca y con un alioli muy sabroso. La fama era por algo.

20131125_211155

De principales, los dos pedimos rape a pesar de ser lunes. Un servidor pidió rape a la marinera. La sorpresa fue cuando me sirvieron una ración enorme, con la quijada incluida, que estaba espectacular. La salsa estaba riquísima, aunque a mí me sobraban los guisantes. Cierto es que el rape es mi pescado favorito, pero la verdad que el plato estaba delicioso. Adjunto la foto para babear un poco.

20131125_212823

Mi acompañante, mi querido padre, se inclinó por la cazuela de rape y salmón. Comentó que al igual que el mío, estaba muy bueno, con una ración muy generosa también pero, lo de meter un huevo escalfado ahí no lo entendíamos, una novedad la verdad.

20131125_212829

El único pero vino con el postre. Pedí una mousse de mandarina en lágrimas de chocolate. Por el nombre creí que era mousse, pero lo que me trajeron fue helado de mandarina, que no estaba mal pero no al nivel del resto de platos.

20131125_214615

Nos invitaron a unos chupitos de orujo de hierbas y crema de orujo. De hecho, dejaron la botella, un gesto muy de agradecer.

El precio total fue de 56,90€. Teníamos descuento de 30% por haber reservado por El Tenedor, si no hubiera ascendido a 70€. Con el descuento creo que es un lugar para ir por su buena relación calidad-precio.

Desde poniendoacaldo os animamos a ir, no os defraudará y si vais con pareja, puede que la noche sea redonda 😉

Muñoz de Gruñón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s